El Hotel Triana volvió a ser un corral de vecinos

· Publicada ·

Coro Corraleras de Triana actuando durante la cuarta noche de Velá de Santa Ana 2021. | FOTO: Javier Fernández Maeso.

Javier Fernández Maeso | @JaviFdezMaeso


Una vez superado el ecuador de la Velá de Santa Ana 2021, se entraba en un terreno más propicio para las sorpresas en cuanto a las actuaciones musicales se refiere. La cuarta noche trajo al Hotel Triana a Guillermo Caballero y DesBarío, a un coro de Corraleras de Triana y al artista camero Rafael Ruiz ‘El Bomba’. Fueron, sin duda, las corraleras quienes dieron la campanada y encandilaron al público regalando un momento muy divertido a la par que entrañable a los allí presentes.

La presentadora Carmen Coronado volvió a conducir la noche y a anunciar a los artistas del sábado. Guillermo Caballero y DesBarío fueron los encargados de inaugurar la velada estival con un variado repertorio de canciones y un estilo aflamencado. Así entretuvieron a los vecinos y Caballero cerró la actuación con el popular ‘De costero a costero’ que acuñó el Moranco César Cadaval en honor al misterio de San Gonzalo.

Después saltó al escenario el coro de corraleras de Triana, de creación reciente, que se conformó para disfrutar entre amigas y recuperar las sevillanas corraleras, así como el estilo, los demás cantes festeros y las temáticas burlonas y sátiras o nostálgicas -como las referencias a las antiguas cruces de mayo- de las letras que se entonaban en los corrales de vecinos de la vieja Triana.

Tomó la palabra Rocío, una de las corraleras, para dirigirse al público. Comentó que varias de las componentes del coro habían nacido y se habían criado en el propio Hotel Triana, donde habían vivido su infancia, adolescencia y juventud, habían compartido sus penas y alegrías, muchos vecinos, e incluso habían luchado para que no derribaran el edificio, ya catalogado Bien de Interés Cultural (BIC).

Si existe algún edificio del barrio que todavía se parezca o se acerque a lo que antiguamente era un corral de vecinos en el arrabal, ese es el Hotel Triana. Cuna de artistas como el gran Manuel Oliver y escenario de tantas noches de gloria en la Velá, la gran mayoría de sus vecinos aún continúa siendo patrimonio humano de Triana por su arte y su manera de entender la vida. Desde el Charro de Triana a Carmelita, pasando por el Chico o la Blanqui -hasta hace no mucho regentaba un desavío en Clara de Jesús Montero, a muy pocos metros del Hotel Triana-, que anoche de vistió de corralera y subió al escenario de su propio patio para cantar a los vecinos.

Con mucho arte y energía, estas seis corraleras sorprendieron al público, recibiendo ánimos y elogios, incluso desde los balcones del edificio donde las aplaudían vecinos y familiares que actualmente viven allí. Una de las claves del éxito de las corraleras, aparte del arte natural que derrochan y la tradición de la que son herederas, es lo cuidado que lo llevaban todo: vestuario, formación, repertorio acorde a la idiosincrasia del coro, temática de las letras, melodías, nivel musical…

Todo el mundo disfrutó y fue un acontecimiento agradable porque, realmente, la Velá también debe servir para esto, es decir, mostrar el arte -que es mucho- de los trianeros de a pie, los que habitan el barrio día a día y no solo de los artistas más reconocidos oriundos del arrabal. La Fiesta Mayor debe servir de altavoz de las costumbres, tradiciones y la forma de entender la vida en Triana, así como de bastión para recuperar o preservar el folclore más castigado del barrio.

Con la satisfacción en el cuerpo de un buen rato que, a priori, no entraba en las quinielas de esta edición de la Velá, despidió la noche de actuaciones el camero Rafael Ruiz ‘El Bomba’ semifinalista de La Voz 2020, que llegó acompañado de amigos vecinos, familiares y mostró sus respetos al barrio.

Si por algo se caracteriza ‘El Bomba’, evidente por otra parte conociendo su paso por el famoso concurso televisivo, es por su buena voz. Cantó versiones de Chavela Vargas o Manzanita, entre otros, y continúa su camino dando pasos para hacerse un hueco en este difícil mundo de la música, como el mismo mencionó. Y tan difícil. Especialmente si en un patio de vecinos aparecen seis desconocidas -para el panorama de la música profesional- y son capaces de liar la que liaron.

El artista camero Rafael Ruiz ‘El Bomba’ cerró la noche de actuaciones musicales en el Hotel Triana. | FOTO: Javier Fernández Maeso.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies