Un nuevo espacio público para mirar a Triana en la anterior ubicación de Bar Capote

· Publicada ·

Sevilla recupera un lugar muy preciado a orillas del Guadalquivir para uso público. Se trata del terreno del antiguo Bar Capote, sito en la calle Arjona, a la altura de las Naves del Barranco. El Ayuntamiento hispalense, mediante la Gerencia de Urbanismo, ha eliminado todos los elementos del citado local hostelero con la idea de incorporar árboles y mobiliario urbano para esta terraza-mirador.

Los trabajos de acondicionamiento han terminado en dicho enclave, espacio contiguo al Puente de Triana desde el que se puede disfrutar de una perspectiva espléndida del Castillo de San Jorge y el Paseo Nuestra Señora de la O. La intervención completada ha consistido en la retirada de todo el mobiliario y elementos pertenecientes al antiguo Bar Capote, es decir, el quiosco, el parterre, la barra, la plataforma, la estructura de los toldos, el césped artificial y demás elementos aún presentes. Del mismo modo, se ha renovado todo el pavimento y se ha instalado en su posición uno de carácter ecológico y terrizo, más adecuado al uso como zona verde y ajardinada que tiene este ámbito.

La inversión, que ha ascendido a una cifra de 34.500 euros, también prevé la replantación de nuevos ejemplares de árboles junto a los que formaban parte del paisaje, para los que se han construido nuevos alcorques de hormigón. Además, se han sustituido los tramos de valla con vistas a la ribera y al propio río que estaban deteriorados. Para completar la mejora del emplazamiento en su totalidad, se han colocado bancos y papeleras. Actualmente se analiza de la mano de entidades vecinales la colocación de otros elementos de mobiliario urbano en una segunda fase de equipamientos.

Este terreno fue urbanizado en 1992 por el Consistorio Hispalense, en el marco de la recuperación del cauce del río y la construcción el Puente del Cristo de la Expiración. Es un lugar formado por distintas terrazas para salvar el desnivel existente entre la calle Arjona y la ribera del río. El espacio presentaba un mal estado de conservación antes de la inversión realizada, apreciable en la capa de gravilla y la lámina césped artificial que cubrían el terreno. Por su parte, la estructura del kiosko del antiguo Bar Capote continuaba abandonada, lo que perjudicaba al paisaje de todo el entorno.

El lugar se ha “convertido en un magnífico mirador al Puente de Triana y al Guadalquivir, y una nueva ventana de la ciudad hacia su río y su ribera. Se trata de un espacio recuperado para el uso público, en una zona declarada Bien de Interés Cultural, y una visita bastante recomendable, tanto para la ciudadanía como para el turismo” ha declarado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz.

Redacción

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies