Un centenar de personas se manifiesta para salvar el ficus de San Jacinto y convoca otra concentración

· Publicada ·

Una vecina toma la palabra durante la concentración realizada el pasado jueves 11 de agosto junto al ficus de San Jacinto.

Javier Fernández Maeso | @JaviFdezMaeso


Diversos colectivos vecinales y de protección del medio ambiente participaron junto a decenas de ciudadanos el pasado jueves 11 de agosto a las 20:30 horas en una concentración bajo el ficus de la Parroquia de San Jacinto para impedir la tala de este ejemplar centenario. Un total aproximado de cien personas se manifestaron reclamando con urgencia que se realice un estudio adecuado por parte de un equipo multidisciplinar de profesionales con fin de proponer los cuidados necesarios y un correcto mantenimiento para el árbol, evitando la tala del ficus, así como daños en el templo y posibles desprendimientos que supongan un peligro para los viandantes.

Los manifestantes aseguraron tener constancia de que el apeo del árbol estaba aprobado y que se realizaría de forma inminente, aprovechando estas fechas con menos personas en Sevilla, de modo que ocasionaran menos inconveniencias los pertinentes cortes de tráfico para retirar el ejemplar y “que no se montara un espectáculo”. En la concentración tomaron la palabra diferentes miembros de los colectivos participantes, como el partido PACMA, aparte de ciudadanos independientes. Allí se entonaron diversas consignas, como el ‘No a la tala’, y se exhibieron varias pancartas como una con una imagen de rostro del Cachorro y la frase ‘Él no lo haría’.

“Instamos a los responsables, tanto a la propiedad, como a las instituciones, a que lleven a cabo el adecuado mantenimiento y la conservación de este bien histórico y medio ambiental. Frente a la aparición en los medios de un informe técnico que apunta a un daño en la integridad estructural de la iglesia debido a las raíces del árbol, somos diversas voces las que manifestamos indignación y afirman, los expertos, la viabilidad de una convivencia entre el ficus y el entorno urbano mediante actuaciones especializadas y orientadas a la conservación. Expertos de asociaciones de defensa de los árboles han solicitado acceso al ficus para realizar su propia valoración de la situación del árbol, obteniendo la negativa inflexible de la propiedad que ostentan los dominicos”, apuntaba la primera intervención de la concentración.

El caso es que el Ayuntamiento de Sevilla no se hace cargo del mantenimiento del árbol; argumenta que se encuentra en terreno de titularidad privada, al tiempo que la orden dominica asegura que no tiene medios para realizar dichas labores de conservación y reclama al Consistorio hispalense que se responsabilice de las tareas. Para ello sería oportuno incorporar al ficus en el Catálogo de Árboles Monumentales de Sevilla aunque, en lugar de esto, y al no llegarse a un acuerdo entre la parroquia y el Ayuntamiento, se formuló la petición de tala.

 

 

Allí, se llegó a asegurar en la manifestación “que a los dominicos les interesaba la tala del ficus para que se aprecie mejor la fachada del templo”. En cambio, la Archidiócesis de Sevilla emitió el pasado 9 de junio un comunicado postulándose sin titubeos a favor de salvar el ejemplar, resaltando, al igual que los propios manifestantes, que este árbol “tiene un valor patrimonial muy importante, un valor histórico, pero también ecológico. El árbol en cuestión genera importantes servicios ecosistémicos, de nuevo surge la idea de una vida soportada por la propia vida”.  Así, “forma parte de la memoria paisajística del barrio”.

El origen del ficus de la Parroquia de San Jacinto se remonta a 1913, cuando la Orden Dominica lo trae de Puerto Rico, con lo cual, tiene unos 120 años, uno de los árboles de mayor edad de la ciudad. Este ejemplar no tiene mantenimiento ni vigilancia, aparentemente, desde 2012. En 2021 ocasionó un grave percance por la rotura y caída de una rama, con seis heridos. Tres años atrás, otro desprendimiento durante su poda arrancó un brazo de la cruz de la parroquia.

Además, los mismos colectivos han convocado una nueva concentración hoy, sábado 13 de agosto, a las 20:30 horas junto al ficus de la Parroquia de San Jacinto. Igualmente, los propios manifestantes están organizados y vigilan cualquier movimiento que pueda producirse para ejecutar un posible apeo del ejemplar, de tal manera que si esto ocurriera se presentarían allí inmediatamente, por lo que al menos el Ayuntamiento no podrá evitar “el espectáculo”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies